En el momento que vi el regreso de Motorola a la gama alta, senti lo mismo que ustedes. Conmoción y al mismo tiempo tristeza, es imposible mencionar “gama alta” y “motorola” al mismo tiempo sin pensar en el Motorola Moto Z2 Force. El Motorola Edge Plus vaya que está dejando mucho de qué hablar. Principalmente porque lo comparan directamente con los flagships de diferentes marcas. Huawei P40 Pro, Huawei Mate 30 Pro, Samsung Galaxy Note 10+, iPhone 11 Pro Max, Samsung S20 ultra, y claro One Plus 8. Dejame aclarar algo, el Motorola Edge Plus no es mejor que ninguno de esos, y lamento decirlo pero no lo es.

El apartado de multimedia, batería, y rendimiento sin duda alguna compite con lo mejor de lo mejor. Pero cuando hablamos de fotografía, velocidad de carga, o cámara frontal, certificación contra agua o carga reversible rápida, estaremos bastante atrás. Sin embargo, también tenemos que considerar que el Motorola Edge Plus está a un menor precio que la gran mayoría de sus adversarios. Por lo tanto, tengamos eso en mente. La diferencia de precio entre flagships es de $180 usd hasta $300. Mientras que algunos otros están justo en el precio del Edge Plus.

Algunas de las características principales son las siguientes:

¿Las curvas perfectas existen? ¿Que tan curva te gusta… la pantalla?

Hablemos principalmente del diseño. Francamente yo no tengo problema alguno, al parecer cuando se trata del diseño o te gusta o no te gusta. Lo que sí diré es que la pantalla curva en algunos momentos puede ser incómoda. Al momento de usar ciertas aplicaciones la curvatura podría poner en riesgo tu comodidad. Algo sencillo, Instagram. O al momento de reproducir vídeos, en algunos momentos te podrías perder hasta un poco de contenido al tener la pantalla curva. En lo personal, me parece cómoda. El formato 21:9 te da una experiencia bastante cómoda, por más curva que esté sigues sintiendo firmeza al cargarlo por la manera en que esta se adapta a tu mano. Por un lado tenemos un marco de aluminio que nos dará ese soporte extra que tanto necesitamos para no dejarlo caer.

Una multimedia que enamora por su sonido

Por otro lado, en la multimedia le tenemos que dar puntos al audio de estos. Por experiencia propia, te dire que la calidad de audio es mucho mejor que la de un Huawei P40 Pro, Huawei Mate 30 Pro, Samsung Galaxy Note 10+, o iPhone 11 Pro Max. La verdad me da mucha lastima, pero ahora sí que como dice Isa Marcial, no es lo mismo escucharlo en vivo.

¿Las curvas, una nueva realidad?

Por otro lado, la calidad de la pantalla es bastante buena. Múltiples reportes de pantallas defectuosas se están realizando, personalmente no tuve problemas pero si es algo que está pasando. La cámara frontal está dentro de un pequeño hole punch notch. La pantalla de igual manera cuenta con su botón “edge touch” que nos permitirá acceder a aplicaciones de manera rápida. También, me gustaría desmentir los famosos “toques fantasma”. Después de usarlo como equipo principal por 7 días, te prometo que nunca tuve ni un toque fantasma como tal. En algunos momentos si tuve incomodidad al momento de presionar una tecla. Personalmente cuando hablamos de las curvas en específico, creo que deberían de incluir alguna opción en donde las aplicaciones no las llenen al 100%, dado que como mencione anteriormente incluso el teclado en algunos momentos puede ser un poco incómodo.

Cuando hablamos del rendimiento, me alegra decirte que el equipo está a la par que su competencia. Entra en ese mismo rango, por lo tanto cualquier juego pesado, será pan comido. De hecho, ahorita que menciona la palabra juego, la pantalla curva se aprovecha muy bien para eso. Podemos usar la curvatura como botones, dándonos una ventaja increible al momento de jugar cualquier shooter. Las gráficas en máximo serán pan comido, podremos aprovechar una increíble textura, y un sonido de poca madre. Los altavoces estéreo hacen un muy buen rol en la jugabilidad. Podemos tranquilamente colocar nuestra manos sobre la bocina dado que tendremos una segunda en la parte frontal. Hablar de la multitarea o que tan bien corre el 3D Mark, sería quitarte de tu tiempo, el equipo lo hace perfecto.

En el apartado de batería, me siento altamente satisfecho. Brillo al 100%, un día entero de uso y más de 9 horas de pantalla en un día de uso pesado. Un día promedio la batería de este chiquín te da más de las 30 horas de uso y 10 de pantalla. Lo malo definitivamente es su carga rápida de 18W. Y la verdad no es malo, la verdad es horrible. Motorola ya nos mostró su capacidad de carga rápida con el Motorola One Hyper , y con el Motorola Edge Plus ni la mitad de potencia nos pudieron dar.



Una fotografía que no cuadra con la marca

La fotografía siempre ha sido uno de los puntos más fuertes dentro de Motorola. Me apena decir que para ser un flagship que ronda los 900$ USD (19,999 MXN) creo que tiene que mejorar. Por un lado, el equipo ya cuenta con el hardware listo, solamente le hace falta una optimización.

Dentro de unos días estaré mostrando un review completo de la cámara del equipo para mostrarte su comportamiento más a fondo. En general, en estos momentos la fotografía no es mala. Pero para venderla como “flagship” le hace falta mejorar su gran angular, detalle, al igual que manejo de colores.

¿Josech, entonces me recomiendas este teléfono? Este teléfono va dirigido especialmente al público de Motorola. A lo que voy con esto es poder llevar la experiencia Moto a otro nivel. Tendremos los gestos que tantos nos gustan, la personalización minimalista, la pantalla de bloqueo, al igual que los atajos de siempre. Este equipo está diseñado para darte lo mejor de rendimiento, multimedia, y batería a un precio menor de otros flagships. Aquí estás sacrificando puntos como velocidad de carga, calidad de cámaras, certificación contra agua, cosas que otros flagships más caros si te dan. Por lo tanto, el equipo si es muy comparable con los flagships del día de hoy, pero no es mejor que ninguno de los que están disponibles allá afuera.

En general, me gusto mucho. Motorola, muchas felicidades por tu regreso a la gama alta.