Cuando alguien te pone un teléfono de 60,000 mxn (2,600 USD$) definitivamente piensas. “Tienes que estar loco si es que estás considerando comprar un teléfono así de caro”. Y te seré honesto, personalmente si estas pensando en gastar eso en un equipo piensalo dos veces. El Huawei Mate XS, sin duda alguna es una experiencia única en cuanto tecnología plegable. Hasta el día de hoy, agosto 3 de 2020 no hay ningún equipo que te pueda dar una experiencia así de completa en un teléfono plegable.

Especificaciones principales

Pantalla OLED 1148 x 2480
Primera 8”
Plegable de 6.6”
Kirin 990 5G
Android 10 - EMUI 10
8GB RAM
512GB ROM
Cámara QUAD Super Sensing Leica QUAD
Principal 40Mp
Telefoto 8Mp
16MP gran angular
Tof para profundidad
Carga rápida Huawei SuperCharge de 55W (80% en 30 min)
Batería de 4,500 mAh

Cuando hablamos del rendimiento y de la fotografía, es excelente. Porque no nos limitan, nos dan básicamente lo que verías en cualquier otro flagship de Huawei. Por El equipo va perfecto en cualquier tarea o juego pesado, la pantalla secundaria será tu mejor amiga en gaming. Al principio pensé que tener una pantalla secundaria podría llegar a ser un problema en cuanto rendimiento o sobrecalentamiento, pero en realidad quedé asombrado como el Mate XS se comportó literalmente como cualquier otro flagship. En el apartado de fotografía, Huawei lo pensó muy bien porque en lugar de darnos una cámara selfie mediocre, nos está dando literalmente la misma cámara trasera como selfie. Por lo tanto te aseguro que nunca me había tomado selfies de tan buena calidad. El apartado fotográfico es de reconocerse.  

Un diseño moderno que no deja de inovar

Cuando hablamos del diseño del Huawei Mate XS nos topamos con un equipo que podemos usar de manera inmediata sin tener que abrir. El Mate XS va muy pegado en cuanto la experiencia que los usuarios de hoy en día están acostumbrados. Es decir, el actual Galaxy Fold viene con una pequeña pantalla por delante, que muy apenas te deja trabajar. El Motorola RAZR se tiene que abrir por completo para poder usar, al igual que el Galaxy Z Flip. El Huawei Mate XS mantiene la costumbre de tener una pantalla lista para poder ver todas las notificaciones o mensajes.

A diferencia de un equipo común y corriente, cuando lo cargas sentirás la pantalla doblada todo el tiempo. Si en algún momento quieres desplegarla, bastará con un simple click y podrás disfrutar de tu contenido. Ahora, ojo el equipo se va a adaptar de manera inmediata, y en algunos casos la aplicación se tendrá que reiniciar para adaptarse a las dimensiones, esto lo ves más seguido en juegos.

En cuanto pantalla, al ser una que se dobla, no tiene la sensación de una pantalla común, aquí tienes una capa de protección, pero esta no va a interrumpir tu experiencia de uso. Es decir, podrás ver tu contenido, jugar, deslizar, al igual que cualquier otro equipo con una sensación extra de plastico. Después de usarla, me quede con algunas preguntas y comentarios.

  1. ¿Que tan resiste es la pantalla? Esto es algo que me gustaría ver que Huawei respondiera. Al tener un equipo tan caro, me gustaría ver algunas pruebas de durabilidad en cuanto la pantalla.
  2. La pantalla no esta al 100% firme. Si colocas el equipo sobre una mesa, puedes sentir cómo está ligeramente levantada.
  3. A diferencia de otros equipos (Motorola RAZR o Z FLip) no tendrás un doblez molestandote para darle uso. Los equipos flip, al tener que abrirse para poder usar, contarán con un doblez justo en el medio, que personalmente puede llegar a ser incomodo al momento de usar.


    De igual forma recordemos que estas tecnologías están en proceso. Por lo tanto, en cuanto pantalla le tenemos que reconocer a Huawei por darnos un producto que se adapta a la tecnologia plegable en base a lo que sus usuarios están acostumbrados a ver.

Comodidad y cuidado extras

Cargar el equipo con la pantalla secundaria doblada no es del todo incómodo. Es como si tuvieras una carcasa pesada, por lo tanto si sientes significativamente más peso. Una vez que despliegas la segunda pantalla, puedes acomodarte y sentir que estar cargando una pequeña tablet.

El equipo viene con una pequeña carcasa que cubre los bordes del equipo. Sin embargo, al momento de tener la segunda pantalla doblada, hubiera estado genial crear algún case o funda que se pueda remover y agregar (fácilmente) para poder tener la tranquilidad de colocar el equipo sobre cualquier superficie de una manera más segura.

Pantalla secundaria  y algunas sugerencias

En cuanto la pantalla secundaria, es la misma calidad que la principal. Por lo tanto, aquí Huawei le está dando al usuario la oportunidad de sacar esta pantalla en cuanto quiera. Considerando que estas tecnologías están aún en proceso, creo que aún hay más cosas que pudiéramos hacer. Por aquí tengo un par de ideas, te invito que me comentes alguna que tengas.

  1. Agregar botonera virtual para jugar shooters.
  2. Poder usar la pantalla secundaria aún doblada.
  3. Poder tener un “home” completamente independiente.

El Huawei Mate XS es una demostración sólida en cuanto la tecnología que este gigante puede incorporar en estos equipos. Sin duda alguna en unos años voltearemos a ver a HUAWEI como las pocas marcas que fueron capaces de abrir paso a la innovación de este tipo.