El fabricante chino de teléfonos inteligentes y productos electrónicos para el hogar Xiaomi parece estar aplicando su política de exportación que prohíbe el uso de sus teléfonos inteligentes en ciertas regiones del mundo. La empresa está impidiendo ahora de forma proactiva el acceso a sus dispositivos que puedan haber sido transferidos ilegalmente a algunos países.

Entre los países prohibidos se encuentran Siria, Cuba, Irán, Sudán, Crimea y Corea del Norte, pero los revendedores no autorizados han seguido introduciendo smartphones Xiaomi en estos territorios para su venta. Sin embargo, no está claro cómo se determinó el grupo de territorios restringidos, ya que Xiaomi aún carece de presencia oficial en muchos más países.

La política de exportación de Xiaomi prohíbe la venta o exportación de sus dispositivos a regiones no aprobadas, aunque los dispositivos podrían seguir funcionando en determinadas circunstancias. La empresa acaba de empezar a aplicar la política impidiendo la activación de nuevos dispositivos desde estas regiones no autorizadas.

Se cree que la medida ha afectado a varios usuarios, ya que se han bloqueado tras sólo unos días de uso de sus smartphones. Los usuarios afectados pueden recibir una notificación de que la política de Xiaomi no permite la venta o suministro de su producto al territorio del usuario, por lo que la solicitud de activación será rechazada. Los usuarios ven dirigido a ponerse en contacto con el vendedor para obtener información adicional.

No está claro si la política afecta a los dispositivos de Xiaomi que ya han sido activados en un territorio autorizado y que se utilizan en estas regiones. La nueva aplicación va en contra de las políticas de los revendedores. Los revendedores prosperan gracias a su capacidad para ofrecer dispositivos funcionales en jurisdicciones en las que el fabricante aún no tiene presencia. Sin embargo, es posible que estos sindicatos no se lo tomen al pie de la letra, ya que pueden ir por todo  para descifrar los dispositivos y así poder acceder a las regiones prohibidas.