TÓTEMS robóticos atienden tiendas de abarrotes- OCTOPY

Entre los pasillos de la Central de Abastos de la Ciudad de México hay nuevos trabajadores que no empujan diablos con mercancías, pero son igual de valiosos brindando atención al cliente, recabando datos de contacto, tendencias de consumo y ofreciendo valor a las compras.

TÓTEMS robóticos atienden tiendas de abarrotes- OCTOPY

Entre los pasillos de la Central de Abastos de la Ciudad de México hay nuevos trabajadores que no empujan diablos con mercancías, pero son igual de valiosos brindando atención al cliente, recabando datos de contacto, tendencias de consumo y ofreciendo valor a las compras, se trata de los “Tótems Robóticos” creados por Octopy, que atienden en locales de abarrotes en Iztapalapa.

La empresa ideó este concepto tecnológico novedoso para satisfacer las necesidades de un mercado veloz y complicado como el de los grandes centros de abastecimiento, y planeó llevarlo a la práctica en el más grande mercado mayorista y minorista del país.

“Antes de la pandemia iniciamos el proyecto de implementar Tótems con Inteligencia Artificial en diferentes puntos de alta afluencia de clientes, con la idea de impulsar la compra digital y generar indicadores demográficos o mercadológicos para las empresas. Lo anterior dio como resultado una mejor y más íntima interacción con los visitantes que adquieren productos en estos lugares”, destacó Alejandro del Valle Tokunhaga, presidente de Octopy, al poner en funcionamiento 38 equipos en diferentes pasillos de la CEDA.

Al toparse con los anaqueles digitales, los visitantes se asombran de surtir sus pedidos seleccionando sus productos en el quiosco táctil del robot, digitalizando sus artículos y recibiendo su orden de compra. A cada paso del proceso, se admiran de cómo funcionan las máquinas y el uso que se les puede dar.

“Es algo nuevo, nunca visto, donde se demuestra que la tecnología se adapta a cualquier actividad, situación y lugar”, señaló del Valle Tokunhaga.

Cada equipo tiene la capacidad de hacer ventas en un entorno digital impulsado por un display touch screen; capturar el ID electrónico de los usuarios y asignarles un número de seguimiento de sus transacciones, de sus canjes de puntos de lealtad y de sus emociones al momento de estar frente a la unidad; también despliegan publicidad en su pantalla interactiva; reconocen la tarjeta de usuario o cliente frecuente; detectan la edad y da seguimiento a las interacciones anteriores de los clientes.

Además, entregan la información capturada a un Dashboard donde los operadores obtienen datos para fines mercadológicos, entre los que destacan: el top cinco de los productos más vendidos, top de los productos más canjeados, tendencias de consumo por región, por productos y por tienda. Estas nuevas herramientas de trabajo dan a los negocios una métrica muy detallada del mercado en el que están inmersas.

Con este avance, Octopy fija el curso a una nueva era en el mercado de consumo.