Las autoridades federales han dado permiso a un servicio de internet satelital propiedad de Elon Musk para operar en México.

El Instituto Federal de Telecomunicaciones otorgó a Starlink Satellite Systems México la autorización para enviar señales a los satélites que dan cobertura a México y recibirlas.

La empresa, que recientemente fue fundada solicitó la autorización el 2 de abril, y el IFT se la concedió el 28 de mayo. Se fijó un plazo de 180 días para que Starlink esté lista para ofrecer su servicio de internet satelital, lo que significa que la empresa tendrá que comenzar a operar antes del 28 de octubre.

La autorización del IFT permite a Starlink operar durante un periodo inicial de 10 años. La empresa puede solicitar la prórroga de su autorización por períodos adicionales de 10 años, siempre que cumpla los requisitos establecidos por el IFT. Starlink ofrece actualmente servicios de Internet por satélite en algunas zonas de Estados Unidos, Canadá y el Reino Unido.

El servicio a velocidades de 1 Gbps cuesta 99 dólares al mes en Estados Unidos. A principios de este año se informó de que el costo será el mismo en México. El servicio también requerirá la compra de un kit de hardware de Starlink, que costará 499 dólares más gastos de envío.

El servicio de Internet de Starlink cuenta actualmente con el apoyo de unos 1.800 satélites, pero se prevé que su red crezca hasta los 12.000, lo que permitirá la expansión mundial que se había previsto desde el inicio.

Según los informes sobre la calidad del servicio en Estados Unidos y Canadá, el sistema ofrece una latencia mucho mejor, siendo de 18 a 19 milisegundos más que otros sistemas de satélite. La latencia es el tiempo que tarda la señal en viajar de un ordenador a un servidor remoto y viceversa.

Otras dos empresas también han recibido recientemente el permiso para operar servicios de Internet en México. Una es Elektra Satelital, otro servicio de Internet por satélite, y la otra es Claro TV, que podría rentar capacidad satelital a Starlink, veremos como funciona en la ejecución.