Ya no es sorpresa encontrarnos con las tendencias que tiene él senador Ricardo Monreal para regular las redes sociales y el internet como tal en México, una de sus principales motivantes es que el derecho humano a la información no puede ser vulnerado por empresas privadas esto incluye a Facebook, Twitter etcétera.

Resulta que Morena a través de su portavoz y principal proponente de estas causas Ricardo Monreal, hace alusión a qué las plataformas digitales denominadas como redes sociales banda la mano con los derechos humanos como la libertad de expresión y el derecho a la información, sin contar el acceso al internet, estos vislumbra la intención principal de la iniciativa qué es la intervención del estado para regular lo que hoy conocemos como redes sociales o en el peor de los casos internet.


Pero ¿Cómo es esto?

Esto se llevaría a cabo por medio del instituto Federal de telecomunicaciones, quiénes se encargan de mostrar que puede causar un perjuicio o violación a los derechos fundamentales de los gobernados violentando en concreto la libertad de expresión.

Dicho en otras palabras México a través del Instituto Federal de Telecomunicaciones se encargaría de controlar publicaciones o cuentas de usuarios que violenten o "perjudiquen" a terceros. Esto ocasionaría que empresas como Facebook y sus redes adjuntas o Twitter soliciten permisos para poder estar vigentes en nuestro país y poder operar como lo han hecho desde su llegada a México, salvo algunas restricciones impuestas por el Instituto.

Internet es bastante interesante y ha conseguido la interacción y navegación de millones de usuarios año con año dejando un poco obsoletos a los medios tradicionales y convirtiéndose en un medio de comunicación, un medio de expresión y sitio que aloja las personas de la realidad que vivimos día con día. Si bien es cierto no existe una regulación cómo tal y existe cierta libertad de realizar prácticas de diversas índoles dentro de internet, y una de las mayores sanciones es el rechazo social, y si bien existen los ciberdelitos debemos admitir que son precursores de lo que pueda vislumbrarse en un futuro, si algo caracteriza a la web es esa libertad de no contar con instituciones o autoridades que regulan su uso, todo apunta a que esta administración piensa marcar el principio de un cambio, un cambio que pretende transformar al Internet como lo conocemos.