El gigante de las telecomunicaciones América Móvil ha indicado que su despliegue de 5G en México podría producirse este año tras una importante resolución del regulador del país, el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT).

El IFT ha aprobado la modificación de 18 títulos de concesión, una forma bastante complicada de decir que el operador Telcel, la empresa mexicana de telecomunicaciones inalámbricas propiedad de América Móvil, puede lanzar sus esperados servicios 5G dentro de las bandas de frecuencia en el segmento de 3450-3550MHz.

Esto permite a Telcel seguir adelante con lo que probablemente sea la mayor red comercial de 5G en América Latina.

No será barato: Reuters señala que Telcel pagará a México más de 900 millones de pesos (44,05 millones de dólares) al año en concepto de derechos por este permiso. Sin embargo, es probable que el multimillonario dueño de América Móvil, Carlos Slim, pueda pagar esta suma y, en cualquier caso, está claro que ve el 5G como una fuente de dinero para América Móvil, una de las mayores corporaciones del mundo con intereses, y suscriptores, en más de 20 países.

Este anuncio también puede compensar en parte la decepción que supuso que el IFT prohibiera recientemente a América Móvil ofrecer televisión de pago en México.

Sin embargo, esta no será la primera red 5G en el país. En diciembre de 2021, como informamos en su momento, AT&T México anunció el inicio del despliegue de su red 5G en el país. Su objetivo es desplegar el 5G en los principales mercados de México, empezando por las principales ciudades, en los próximos tres años.