El gigante de las redes sociales confirmó hoy que el CEO de Tesla y multimillonario adquirirá la compañía en un acuerdo por valor de 44.000 millones de dólares. Una vez que se complete el acuerdo, que se espera para este año, Twitter se convertirá en una empresa privada.

"La libertad de expresión es la base de una democracia que funciona, y Twitter es la plaza digital donde se debaten asuntos vitales para el futuro de la humanidad", dijo Musk en un comunicado. "También quiero hacer que Twitter sea mejor que nunca, mejorando el producto con nuevas funciones, haciendo que los algoritmos sean de código abierto para aumentar la confianza, derrotando a los bots de spam y autentificando a todos los humanos".

Las acciones de Twitter subieron más de un 5% en las operaciones de la tarde de hoy.

Más temprano el lunes, Musk dijo: "Espero que incluso mis peores críticos sigan en Twitter, porque eso es lo que significa la libertad de expresión".

La semana pasada, Musk dijo que había conseguido 46.500 millones de dólares de financiación para comprar Twitter y que había seguido negociando con la empresa.

Musk ha criticado el rigor con el que Twitter modera los contenidos en su plataforma. "La libertad de expresión es esencial para que una democracia funcione. ¿Cree usted que Twitter respeta rigurosamente este principio?", tuiteó este mes.

Musk se ha hecho con una participación del 9% en la compañía, lo que le ha convertido en el mayor accionista de Twitter a principios de este mes. Twitter respondió anunciando planes para que Musk se uniera a su consejo de administración. Ese acuerdo habría impedido a Musk poseer más del 14,9% de las acciones en circulación de Twitter mientras sea miembro del consejo y durante 90 días después.

¿Qué seguirá para Twitter? Sólo el tiempo lo dirá.