En JosechTV nos gusta estar a la vanguardia, se han probado distintos equipos de diversas marcas. Hoy las cosas cambian un poco, puesto que daremos un viaje al pasado en la nueva sección titulada "PARA RECORDAR LEYENDAS" donde conmemoramos a la tecnología a lo largo de la historia. En esta ocasión te mostramos el Motorola Z play.

FICHA TÉCNICA MOTO Z PLAY

DIMENSIONES FÍSICAS

156.4 x 76.4 x 6.99 milímetros

PESO

165 gramos

PANTALLA

Super AMOLED de 5.5 pulgadas

RESOLUCIÓN

Full HD, 1,920 x 1,080 pixeles, 403 ppi

PROCESADOR

Qualcomm Snapdragon 625, (Octa-core a 2 Ghz)

RAM

3 GB LPDDR3

ALMACENAMIENTO

32 GB, expandible vía microSD hasta 2 TB

CÁMARAS

16 megapixeles con apertura f/2.0, enfoque automático láser y por detección de fase (PDAF), flash LED de doble tono y modo profesional + frontal de 5 megapixeles con apertura f/2.2 y lente gran angular de 85°, flash frontal, modo de embellecimiento y profesional

SISTEMA OPERATIVO

Android 6.0.1 Marshmallow en estado casi puro

BATERÍA

3,510 mAh con capacidad de carga rápida Turbo Power

OTROS

Sensor de huellas, USB Tipo-C, compatibilidad con los Moto Mods, nano-recubrimiento resistente al agua

TODOS los Moto Mods que existieron.

Para nadie es un secreto que ésta línea tenía el éxito implícito en todo el nombre, en ello se traduce el Millón de unidades que se vendieron.

El equipo era presentado en el mes de septiembre del ya lejano 2016, entraba a territorio Mexicano con un precio comercial de $9,999 MX, siendo México el primer país a donde llegaba este dispositivo; mostrando la importancia que tiene este mercado para Motorola desde entonces.

Como dato curioso el Motorola Z Play llegaba como un exclusivo de AT&T que no incluía los míticos Moto Mods, estos se vendían por separado. Con el tiempo se fue implementando el Mod de batería.

Los colores en los que salió este equipo fueron: Black/Silver/Black Slate| Blanco/Fine Gold/Sugar White.

Uno de los mejores puntos de este dispositivo era cuanto a batería sin duda, la autonomía que poseía el Motorola Moto Z Play era descomunal, 3510 mAh que a los estándares actuales quedarían como una burla o algo corto lograban en esos años una autonomía que llegaba a las ocho horas de pantalla encendida sin problema, 10 horas si eras un usuario menos demandante, lo que se traducía en el día y medio sin conocer la corriente eléctrica.