Habitualmente los usuarios pasan más de diez horas al día con sus smartphones. En algunas situaciones, puede ser bastante frustrante, ver que el nivel de batería va cayendo conforme pasa el tiempo, o peor aún, que el teléfono se apague de repente, lo que puede llegar a provocar una tremenda ansiedad por recuperar la batería. Es por ello que la duración de la misma es una de las características más importantes para los usuarios.

FICHA TÉCNICA HUAWEI NOVA 8

PANTALLA

OLED de 6.57 pulgadas con resolución FullHD+
Curvas laterales y agujero en pantalla, al centro
Tasa de refresco de 90 Hz

CHIPSET

Kirin 820E de 7 nm

MEMORIA RAM Y ALMACENAMIENTO

8 GB de RAM
128 GB de almacenamiento interno

SISTEMA OPERATIVO

EMUI 12 con Huawei Mobile Services

CÁMARAS TRASERAS

Cuádruple: 64 megapixeles f/1.9 principal
8 megapixeles ultra gran angular
2 megapixeles macro
2 megapixeles para profundidad

CÁMARA FRONTAL

32 megapixeles

BATERÍA

3,800 mAh con carga rápida de 66W por USB Type-C

OTROS

Sensor de huellas en pantalla
Bluetooth 5.2
NFC

Recientemente Huawei lanzó el HUAWEI nova 8, equipado con la misma HUAWEI 66W SuperCharge que el smartphone de gama alta HUAWEI Mate 40 Pro. Cuenta con un cuerpo mucho más ligero que el HUAWEI nova 7, con un peso de solo 169 gramos. Al incorporar HUAWEI 66W SuperCharge de desarrollo propio, es fundamentalmente diferente a las soluciones de carga rápida de doble celda adoptadas por otros fabricantes. Huawei presenta HUAWEI 66W SuperCharge, revelando cómo se mantiene a la cabeza de la industria de los smartphones.

La carga rápida no solo depende del número de watts

Una batería de iones de litio (Li-ion) es el tipo más común de batería que se encuentra en los smartphones. En la batería, los iones de litio viajan entre el ánodo y el cátodo para generar un flujo de electrones para la carga. Para ser más específicos, los iones de litio cargados positivamente se mueven del ánodo al cátodo y viceversa, lo que hace que la energía se mueva de un lado a otro como una hamaca que se balancea continuamente. Este es el proceso de carga y descarga. La velocidad de carga de una batería de iones de litio se refiere al tiempo que se tarda en convertir la energía eléctrica en energía química. El mismo concepto se aplica a la potencia en física, que se refiere a la cantidad de energía transferida por unidad de tiempo. Dicho esto, el método más directo para acelerar la velocidad de carga de una batería es aumentar la corriente o el voltaje.

A lo largo de la última década, los fabricantes de smartphones han llevado los estándares de la carga rápida más allá de los límites de potencia convencionales, evolucionando desde el valor inicial de 18W a 22.5W y 40W. Sin embargo, dada la estructura de las baterías de iones de litio, sigue habiendo retos a la hora de conseguir un voltaje mayor. Si una batería supera su tensión máxima recomendada durante la carga, tiene un efecto adverso en la eficiencia de la carga, debido a la excesiva generación de calor. Entonces, ¿cómo han solucionado los fabricantes de smartphones este inconveniente? Con un ingenioso diseño de doble celda.

Como su nombre lo indica, la solución de doble celda aprovecha dos celdas para duplicar el voltaje máximo soportado. Esta es la solución más utilizada para la carga rápida de 50W o más. Mientras tanto, gradualmente ha ido surgiendo una carga mucho más rápida, como la de 65W, 100W o más.

Llegando a este punto, es posible que algunos empiecen a imaginar la idea de utilizar una batería de triple celda o incluso una solución de cuádruple celda para conseguir una carga ultrarrápida en los smartphones. Sin embargo, el proceso no funciona así.

En realidad, la solución de carga de doble celda resulta ser un arma de doble filo: sigue habiendo un par de limitaciones, independientemente de su capacidad de carga rápida. El diseño de doble celda aumentará inevitablemente el voltaje dentro del circuito. Esto implica que se necesitarán más circuitos integrados de conversión de voltaje a corriente para reducirlo, lo que supone una pérdida adicional de capacidad. Además, la discrepancia de la energía potencial eléctrica almacenada en las dos celdas puede aumentar con el uso a largo plazo, lo que da lugar a una velocidad de envejecimiento diferente de las dos celdas, y esto también añade la necesidad de un sistema más sofisticado de gestión de la batería. Cada división de las celdas supone una pérdida de alrededor de 10% de la capacidad de la batería en los teléfonos inteligentes, por no hablar de que ocupa más superficie dentro del espacio limitado.

En cambio, una batería de una sola célula presenta una mayor densidad energética, lo que permite una carga rápida sin pérdidas y con una protección fiable. Teniendo en cuenta las ventajas de ambos diseños de baterías, Huawei presentó una solución de carga rápida pionera en la industria con un diseño de una sola célula, doble circuito y triple electrodo[1].

La solución, patentada por Huawei, para mejorar la duración de la batería

Los ingenieros de Huawei han optimizado la estructura de la batería del HUAWEI nova 8 para que reúna las ventajas de los diseños de batería de una y dos celdas.

A diferencia de la configuración convencional de la batería, el diseño de doble circuito y triple electrodo de Huawei presenta dos terminales positivas y una terminal negativa en una sola batería, lo que permite la misma capacidad de carga rápida que un circuito de batería de doble celda. Este diseño ayuda a reducir eficazmente la pérdida de capacidad no deseada y evita que la batería sufra los posibles inconvenientes que se observan en las baterías de doble celda, manteniendo una vida útil saludable incluso después de un uso prolongado.

Además de la optimización de la batería, Huawei también ha adoptado el diseño mejorado de bomba de carga doble para reducir la pérdida de energía, logrando una carga rápida de 66W con un diseño de una sola célula. De acuerdo con Huawei, el HUAWEI nova 8 se puede cargar hasta en un 60 por ciento en 15 minutos y puede cargarse completamente en solo 35 minutos.

Este diseño de una sola célula cuenta con una solución electroquímica recientemente mejorada, que minimiza aún más la impedancia eléctrica y la disipación térmica dentro del circuito para ofrecer una vida útil más larga. Así que no tendrá que preocuparse de que la capacidad disminuya demasiado rápido.

Solución segura de carga rápida

La solución de carga de doble circuito y triple electrodo de Huawei está probada y es fiable. Se ha probado a fondo con los estrictos estándares de seguridad y calidad de Huawei. Cuando se carga con un accesorio de terceros no verificado, reducirá automáticamente la potencia de carga para garantizar una carga segura. Además, la HUAWEI 66W SuperCharge tiene la certificación TÜV Rheinland.

Aunque la carga rápida está muy extendida hoy en día, sigue siendo un reto para todos los fabricantes de smartphones que buscan la forma óptima de producir dispositivos con una batería de gran capacidad, carga rápida segura y que mantenga un diseño ligero. En cuanto a las baterías de los smartphones, los fabricantes también deben tener en cuenta la potencia media, la disipación del calor, el ciclo de la batería y la gestión de la misma para conseguir el mejor resultado. Gracias a las excelentes prestaciones de su cámara, combinadas con esta experiencia de carga mejorada, el HUAWEI nova 8 es, sin duda, un smartphone prometedor en el segmento de la gama media que ofrece más que sus competidores.