Representantes de Google declararon el martes ante la Comisión Parlamentaria Permanente de Tecnologías de la Información de la India que los empleados de Google escuchan algunas grabaciones de las conversaciones entre los usuarios y el Asistente de Google.

Aunque es bastante conocido que los empleados de Google escuchan una parte de las conversaciones que los usuarios mantienen con el Asistente de Google tras invocar la palabra clave OK Google, esta es la primera vez que la compañía lo reconoce ante funcionarios indios.

También comentaron que los funcionarios de Google que declararon ante el Comité del Parlamento reconocieron haber escuchado algunas conversaciones grabadas que los usuarios llevaron a cabo con Google Assistant después de decir OK Google.

Las fuentes dijeron que en respuesta a una pregunta específica del diputado del BJP Nishikant Dubey, el equipo de Google admitió que a veces el audio fue grabado por el Asistente de Google en un teléfono inteligente o un altavoz inteligente, incluso cuando un usuario no había activado la Inteligencia Artificial diciendo Ok Google.

Google había explicado anteriormente en 2019 que sus empleados escuchaban ocasionalmente las grabaciones de las conversaciones llevadas a cabo por los usuarios con su asistente virtual.

La compañía también dijo que los usuarios podían revisar su actividad de audio y la opción de eliminar cualquier conversación que Google Assistant grabara, ya sea accidental o deliberadamente.

En su declaración ante el Panel del Parlamento, el equipo de Google dijo que en la grabación de audio no se escuchaba la información sensible. La empresa dijo que solo se grabaron y escucharon las conversaciones generales, aunque no aclaró cómo diferenciaba la información sensible de la no sensible.

El panel, encabezado por el diputado del Lok Sabha Shashi Tharoor, considera que la grabación de las conversaciones de Google Assistant es una violación de la privacidad. El informe final del Panel hará recomendaciones al gobierno al respecto.

Según las fuentes, los miembros del Panel también han pedido a las empresas tecnológicas, incluida Google, que solucionen cualquier laguna en sus actuales mecanismos de protección de datos, y salvaguarden los datos y la privacidad de los usuarios indios.

¿Será esto el comienzo de un riguroso análisis por parte de otros Estados? Sólo el tiempo lo dirá, veremos si Google toma cartas en el asunto para diferenciar la delgada línea entre lo sensible y personal y lo general.