Uno de los problemas que actualmente enfrenta el mundo es el calentamiento global y el cambio climático. Por esta razón, muchos países y empresas como HONOR han implementado medidas para disminuir el impacto que algunas acciones pueden tener en el medio ambiente y favorecerlo.

En este contexto, cabe destacar que tomando acciones por el Día Mundial del Reciclaje, el cual fue establecido por la UNESCO para recordar e implementar la estrategia de reducir, reutilizar y reciclar, HONOR quiere hacer énfasis en las acciones que ha puesto en marcha bajo estos tres pilares. Entre ellas destacan:

  1. Programa de reciclaje y reutilización de productos electrónicos. Los smartphones desechados son una enorme fuente de contaminación, ya que sus componentes y baterías están formados por sustancias tóxicas que no se pueden descomponer. Si un smartphone se desecha en modo inactivo, producirá gases venenosos cuando se incinere y contaminará gravemente el suelo cuando se entierre. Tan solo, su batería desechada puede contaminar hasta 60,000 litros de agua, lo que equivale al volumen de agua que consumen 20,000 personas al día.

Por esta razón, HONOR cuenta con un sistema avanzado de reciclaje y reutilización, con el cual reduce el coste de producción y preserva el consumo innecesario de recursos naturales. Gracias a esto, desde 2017 ha podido reciclar más de 1,650 toneladas de residuos electrónicos procedentes de sus productos.

  1. Cumplimiento de normas medioambientales. La marca lleva a cabo un proceso del ciclo de vida en cada uno de sus productos: desde la que se seleccionan las materias primas hasta la eliminación de los residuos.

Actualmente, todos sus smartphones y tablets cuentan con el grado A del Centro de Certificación de Calidad de China (CQC, por sus siglas en inglés).

  1. Uso de tinta de soya renovable. Esta implementación de HONOR sustituye la tinta tradicional no renovable. La marca utiliza la tinta de soya ecológica para la impresión de sus manuales de usuario y en todos los paquetes de sus productos.

Ésta es de baja toxicidad y disminuye el impacto destructivo de las sustancias químicas para el planeta. Además, requiere menos recursos naturales, ya que se fabrica con materias primas renovables.

La tinta de soya ha funcionado para que la compañía reduzca las emisiones de dióxido de carbono (CO2) en 68 toneladas, lo que equivale al volumen de CO2 que pueden absorber 3,778 árboles en un solo año.

  1. Eliminación de sustancias tóxicas de los dispositivos HONOR. La empresa ha prohibido el uso de sustancias potencialmente nocivas como cloruro de polivinilo (PVC), los retardantes de fuego bromados, el berilio, los ftalatos y el trióxido de antimonio. El impacto de estas sustancias nocivas para los seres humanos, otros organismos vivos y todo el entorno natural es grave.

Por ello, desde 2016, HONOR ha invertido entre 100 y 200 millones de yuanes (entre 15,499,000 y 30,998,000 millones de dólares anuales en el desarrollo de smartphones y tablets para reducir el uso de estas sustancias, lo que ha llevado a la compañía a eliminar alrededor de 2,896 toneladas de sustancias potencialmente dañinas y a reducir su huella de carbono.

HONOR está comprometido con la protección del planeta y la construcción de un futuro más sostenible para la próxima generación. Así, desde el momento en que se abre la caja de uno de sus productos es evidente su intención de concientizar a los consumidores sobre el medio ambiente.

De este modo, HONOR se compromete a crear un futuro mejor, reduciendo los impactos negativos sobre el planeta, porque si bien la misión de HONOR es crear tecnología innovadora para todos, a la hora de crear dispositivos de última generación también tiene en mente el impacto ambiental.