Desde hace algún tiempo se ha estado barajando en el senado la opción de agregar impuestos a las aplicaciones y en especial a las empresas que se dedican a desarrollarlas. Y es que conforme pasan los años son mas los usuarios que se ven inmersos en el mundo de la tecnología, obteniendo consigo productos y servicios que los ayudan con sus tareas cotidianas, esto para el Poder Legislativo de México ha tenido bastante incongruencia y los ha impulsado a banear/bloquear/interrumpir las acciones de estas apps en nuestro país porque si, jamas son bastantes impuestos por pagar.

¿Cómo funciona esto?

En la gaceta nos explican lo siguiente:

Todo aquel prestador o distribuidor de servicios digitales tiene que estar inscrito en el Registro Federal de Contribuyentes, aunque no sea una empresa de origen Mexicano debe contar con un representante o apoderado legal para realizar las operaciones que demanden las leyes Mexicanas, como establecer un domicilio en el país y contar con una firma electrónica oficial de uso en México. Esta de mas mencionar que tampoco pueden estar exentos del pago de sus impuestos o realizar algún tipo de evasiva fiscal para pagar poco o nada de sus contribuciones.

Ya hemos visto estos problemas en el pasado con las plataformas como Netflix, Prime Video, Amazon y Mercado libre, sin embargo ahora no se limitan únicamente a los productos o servicios que te puedan ofrecer estos gigantes corporativos, sino también a plataformas que realicen practicas de comercio a través de medios electrónicos, y los bloqueos estarían de la mano del SAT.

Sin lugar a dudas el Internet goza de ciertas libertades en cuanto a lo jurídico se refiere, no se tiene un control tan estricto como en la vida palpable, sin embargo poco a poco se están acercando a estos medios y es algo que genera preocupación tanto a propios como a extraños, algunas empresas de telefonía de origen Chino están mudando operaciones para México debido al fuerte auge que consiguen sus productos por la famosa calidad-precio, ahora imaginemos lo siguiente:

Apple, Spotify, Airbnb, Huawei, Amazon, Netflix son empresas que ya han pasado por esta situación con el SAT, en la mayoría de los casos de sus productos y servicios han mostrado un incremento considerable ¿Pasara lo mismo con Xiaomi, OnePlus, Aliexpress?, es decir, las multas por encontrarse vetados por llamarlo de alguna manera van del 500,000 MXN hasta 1,000.000 MXN por mes.